BASES DE MAQUILLAJE EFECTIVAS MÁS ALLÁ DE LA PUBLICIDAD INVASIVA

 

 

 

¡Bienvenidas de nuevo al blog!

 

Siglo XXI y elegir una base de maquillaje que se adapte a todas las exigencias de las consumidoras hoy en día… es casi una misión imposible.

Y es que, si tenemos en cuenta la cantidad de publicidad que nos envuelve en prácticamente todos los ámbitos de nuestra vida, no es de extrañar que resulte realmente difícil comprar de manera eficaz y responsable.

 

Este tema os lo traigo con motivo del próximo Día Internacional del Consumidor. Es bastante denso por lo que lo dividiré en 2 entradas: en este post vamos a hablar a grandes rasgos de marcas de maquillaje y las características más importantes que debe tener una base de maquillaje para considerarse PERFECTA.

 

Fácil de encontrar, difícil de elegir.

 

Actualmente podemos encontar con facilidad maquillaje en cualquier supermercado o tienda de ropa. La imagen personal es un mercado en continuo cambio, y especialmente ahora con un gran crecimiento, por lo que todos han querido subirse al carro: Bershka, Stradivarius, Amazon o PRIMARK ya tienen sus propias líneas de maquillaje.

Temporada tras temporada salen modas y técnicas innovadoras, lo que obliga a las marcas a desarrollar nuevos productos y herramientas que nos faciliten el trabajo, sobre todo a las consumidoras de cosmética.

 

Las bases de maquillaje en concreto son un producto fácil de encontrar en el mercado, existe un catálogo infinito de marcas y dentro de cada una de ellas una gran variedad de bases de maquillaje con más o menos cobertura, un tipo u otro de acabado, diferentes texturas, pero… ¿Cuál elegir?

 

Es cierto que las marcas no dejan de desarrollar productos y estudiar el mercado para incorporar las novedades de cada temporada: Si bien hace unos años la moda era la piel completamente mate, trabajada con volúmenes pero con acabados mate al fin y al cabo, ahora la tendencia nos lleva a texturas jugosas, acabados glow, efecto piel húmeda pero con el tacto de las pieles mates. ¿Te suena?

 

Para este propósito te recomiendo que acudas a un profesional del maquillaje, o en su defecto que pidas una prueba en el establecimiento en el que habitualmente compres tus cosméticos antes de decantarte por un producto u otro.

 

Relaciones entre la cosmética y la publicidad.

 

Lo normal es que la mayoría de las marcas comerciales apuesten por el packaging y la publicidad apoyándose en repetitivos anuncios de productos con envases de ensueño y caras famosas disfrutando de la sensación de usar el cosmético, antes que por frascos de mayor cantidad o precios más adsequibles…

Bajo mi punto de vista, lo malo de esta práctica es que el cosmético se acaban encareciendo sin que el consumidor obtenga un producto mejorado a cambio.

 

Sin embargo esto puede tener un lado positivo si el apoyo de esa publicidad se realiza desde la parte técnica, es decir, desde vídeos de profesionales en Youtube en los que ponen a prueba o indican la mejor manera de aplicar el producto, con qué combinarlo o cómo funciona con el paso de las horas bajo su experiencia personal.

 

Aunque apostar por ambas cosas no está reñido, la realidad es que la mayoría de las líneas de maquillaje de las marcas que apuestan decididamente por unos envases bonitos y la publicidad no están al alcance de la mayoría de los bolsillos.

 

Evidentemente el fin de las marcas es vender: que el consumidor elija su producto, lo use y vuelva rápido a por más.

 

Un mundo cosmético paralelo.

 

Por suerte al existir un mercado tan amplio en el que elegir, también tenemos marcas que apuestan más por la innovación y la calidad, que escuchan también las necesidades de los consumidores, sobre todo de los profesionales.

 

Como maquilladora en activo desde hace más de 10 años he tenido la oportunidad de probar gran cantidad de marcas sobre muchísimas pieles. Con distintos gustos, problemáticas y resultados diferentes.

 

Suelen ser marcas que se promocionan y son más conocidas en un ámbito profesional, y aquí sabemos que las exigencias son mayores.

 

 

Apuestan fuerte por el desarrollo de nuevas fórmulas que se adapten a los nuevos tiempos y a situaciones antes no contempladas: cámaras de alta definición, productos resistentes al agua, preparados para estar expuestos a situaciones extremas… etc.

 

Además, suelen tener una gran variedad de tonos y líneas divididas por acabados y coberturas.

 

El inconveniente en este caso es que son algo más difíciles de conseguir sobre todo en tiendas físicas. Aunque es cierto que  las puedes adquirir comprando on-line, esto tiene una parte negativa, y es que no podrás probar el producto y tendrás que elegir el tono fiándote del color que aparezca en una imagen.

 

Seguramente, si eres de las que tiene paciencia e interés en la cosmética te hayas encontrado con joyas como las que vamos a desgranar en el siguiente post.

 

 

Caracteristicas de la base de maquillaje perfecta.

 

Para las que buscamos la base perfecta (¡o lo más cercano posible a ello!) es imprescindible que cumpla con estas 5 exigencias:

1. Acabado:

Mate o jugoso, teniendo en cuenta las modas pero sin dejar de atender a nuestros gustos personales. El acabado de la base debe ser el que nos gusta sin necesidad de aplicar nada más ni encima ni debajo de la base.

 

2. Durabilidad:

Es importante para las mujeres, más aún con el ritmo de vida que llevamos, que la base de maquillaje dure intacta el mayor tiempo posible. Las exigencias constantes en el trabajo, familiares, a nivel de imagen personal y otras obligaciones no nos permiten parar ni un segundo a retocarnos y además nos exige estar siempre perfectas.

 

3. Tono:

Aquí creo que la mayoría de las marcas tienen un problema serio. Sé que es complicado dar con el subtono de cada una pero no debería ser imposible. Muchas sacan al mercado una línea con 6 u 8 tonos que nos tienen que servir a todas… y no se dan cueta de que pecan de bases oscuras con subtonos demasiado amarillos, anaranjados o rosados, y eso para la mayor parte de tipos de piel es un fastidio.

 

 

4. Cobertura:

Punto importante teniendo en cuenta que no a todas nos gusta la misma cobertura. Para ello creo que lo mejor son las bases modulables, es decir, las que tú puedes controlar su cobertura según las capas de producto que apliques. Esto últimamente esta muy de moda, y me parece un acierto total porque con una misma base podemos tener una cobertura ligera o más opaca.

 

5. Precio:

Último punto pero no por ello el menos importante. Queremos poder comprar el pan después de comprar nuestra base de maquillaje, ¡Gracias!. Un precio medio de entre 40-60€ rondan las bases más demandadas del mercado, que normalmente llevan unos 30ml. y que no es accesible a la mayoría de bolsillos. Por debajo de ese precio, suelen ser de una calidad menor en cuanto a componentes, envasado, conservación y estabilidad del producto.

 


 

Si te interesa el tema te recomiendo que te suscribas para que puedas conocer la publicación de la segunda parte de este post dónde te desvelo mis 3 bases de maquillaje favoritas.

 

 

 

 

Si te gusta el contenido... ¡No lo dudes y difunde!¡ 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *