Fetish de Kat Von D

 

Hoy te traigo el post con 2 looks y la reseña de la paleta Fetish de Kat Von D.

 

 

Mi primera experiencia con Kat Von D

Hace unos meses decidí (allá por Diciembre del 2018, aprovechando una oferta y haciendo caso a mis compañeras que no pararon de crearme ansia viva) comprar mi primera paleta de sobras de esta marca.

 

Elegí Fetish porque era la última que había sacado esta casa (es de edición limitada) y la encontré por muy buen precio.

 

 

 

La gama de maquillaje de Kat Von D en general es gótica: colores intensos pero oscuros, nombres atrevidos, productos con una gran cantidad de pigmento y la mayoría de sus acabados mate.

Reconozco que no es una de las marcas que más me apasionan, y si tuviera que destacar algo de ella sería su apariencia, su packaging y su filosofía de marca, además de su maravilloso eye liner en rotulador, pero esto es algo que ya sabes y además queda lejos de lo que hoy vengo a contarte.

 

 

Fetish, reseña y swaches. 

Compré la paleta sin mirar ninguna reseña, no quería influenciarme. Además, al ser de una nueva colección, cuando la recibí todavía no habían muchas opiniones.

Pasada la Navidad cuando ya había hecho varios maquillajes con ella y vi que algunas youtubers ya habían sacado sus opiniones me puse a investigar y efectivamente, casi todas coincidimos en el mismo punto: no es una gama de colores ni una fórmula fácil de trabajar.

 

 

Las sombras en general al swach reaccionan… bien. Son bastante cremosas cuando las coges con el dedo, descargan perfectamente el producto cuando lo deslizas sobre la piel y la intensidad en la mayoría es la adecuada. Las sombras satinadas y el glitter prensado funcionan mejor que las mate.

 

Tonos como ‘nylon’, ‘hinh’‘suspension’ o ‘safe word’ que son mates, son los que menos calidad tienen al swach. Sin embargo, tonos como el ‘rubber’ o ‘s&m’ (el negro y el gris oscuro) que suelen dar más problemas en otras líneas, en esta paleta son tonos hiper-pigmentados.

 

El tema cambia cuando coges un pincel…


Al uso, las sombras nacaradas, como en la mayoría de marcas, funcionan mejor si las aplicas con el dedo o un pincel húmedo.
Pero, ¿las mate?… ¡ay! las mate me matan.

 


El primer problema que me encuentro es que la selección de colores es de complicada combinación. Una gama difícil de acoplar para cualquier mortal. Pero vale, soy maquilladora, algo podré hacer…

En cuanto a cremosidad, cobertura y difuminado no me ha fallado tanto como esperaba. He visto en algunas reseñas que las sombras parcheaban y no se difuminaban bien, pero este no fue mi caso (o no por lo menos con las sombras que yo utilicé en mis looks). Quizá el uso de primers de ojos sea un buen recurso para que funcionen mejor sobre el párpado.


El segundo problema es que, además de difícil de combinar, la gama de colores es algo oscura. Tendrás que usar otras sombras claras con las que conjuntarla. Sin embargo, si te gustan los looks cañeros con colores y/o tonalidades oscuras puedes sacarle bastante partido a esta selección de sombras.

 

 

Y como tercer problema, aunque este yo no lo considero como tal, es que son polvorientas. Cuando las coges con el pincel y pasas a depositarla sobre el párpado te recomiendo que lo sacudas antes para evitar que caíga el exceso de color en tu ojera.



Pero…¡no todo va a ser regular!
Las sombras permanecen en el párpado durante todo el día sin casi perder intensidad. Con el glitter prensado, evidentemente, tendrás que usar un ‘glitter glue’ o algún producto similar si no quieres que con el paso de las horas se transfiera a tu ojera. 

En mi caso, que me gustan y trabajo looks más intensos, es una paleta a la que le voy a poder sacar bantante jugo ya que tiene muchos tonos especiales que pueden encajar perfectamente en maquillajes más atrevidos o con trazas de fantasía.

 

 

Dos looks con Fetish

En esta entrada te dejo 2 propuestas de maquillaje, una más sofisticada y otra más atrevida, donde la protagonista es Fetish by Kat Von D.

 

 

Look 1: ‘Green Dream’

Look de ojos sofisticado de intensidad media con colores cálidos.

 

 


El trabajo de sombras está realizado en su mayoría combinando los tonos ‘safe word’, ‘hnotty’ , ‘cuffs’ y ‘suspension’ en el párpado móvil.
Como base para las sombras utilicé ‘supracolor’ de Kryolan en el tono fs-61.

 

El protagonismo está situado en la línea inferior de pestañas con ese toque pop de color verde pera que combina de maravilla con los ojos marrones cálidos.

Esta pincelada está realizada con el jumbo de nyx ‘full throttle pleine couleur’ en el tono 08, sellado con el tono ‘la petite mort’ junto a ‘shibari’ y difuminado con ‘safe word’.

 

Marco la línea de agua superior con el kajal negro de Zoeva y aplico máscara de pestañas perversion’ de Urban Decay.



Los labios y pómulos me apetecían también con algo de intensidad. Me he decantado por un color flamingo que consigo mezclando dos labiales líquidos de acabado mate: ‘shweetheart pop’ en el tono 05 de Clinique y el ‘New Age matte liquid lipstick’ de Flormar en el tono ’04 Carnatlon red’.

 

 

 

 



Look 2: Sweet Violet Eye Liner

Look de ojos intenso con doble eye liner y glitter.

 

 

 

Vale… este maquillaje es de todo menos discreto. Me he venido arriba y he acabado con glitter en la línea inferior de pestañas pero… es que queda ¡tan bonito!



En este look el protagonista es el eye liner, aunque sin la sombra que lleva debajo no tendría el mismo impacto.
Combino el tono ‘deviant’ en todo el párpado móvil difuminado con el tono ‘nylon’, ‘corset’ y el tono ‘fixation’ que lo llevo hasta el arco de la ceja.

Un estilo de sombreado que me encanta porque es realmente fácil de hacer y queda bien en cualquier forma de ojo. Además, puedes combinarlo sólo con máscara de pestañas o un eye liner XXL como en este ejemplo.

Utilizo el ‘eye liner gel’ de Inglot para enmarcar el ojo. Lo uso tanto en la línea de agua superior como en la inferior, difuminando a ras de pestañas y dibujando la línea superior de pestañas y el lagrimal.

Como me apetece que el look sea más monocromático, para los labios combino dos tonos mates de NYX: ‘sway’ de Liquid Suede y ‘embellishment’ de la línea Lingerie.


 

 


 

Hasta aquí esta reseña sobre la paleta Fetish de Kat Von D.

 

En resumen, esta paleta contiene una gama de colores difícil de combinar, pero la calidad de las sombras en cuanto a pigmentación y difuminado es óptima. Los tonos brillosos o con glitter funcionan mejor que los tonos mate, y tendrás que combinarla con alguna otra gama de sombras más luminosas para dar puntos de luz a tus looks.

Su durabilidad es muy buena sobre el párpado, y, en definitiva, si te gustan los maquillajes intensos y atrevidos aquí tienes un montón de tonos para poder crear una pila de looks.

 

 

¿Quieres que ponga en examen algún otro producto? Puedes dejarlo en comentarios.

 

Si te gusta el contenido... ¡No lo dudes y difunde!¡ 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *