Aún no me lo creo.
Hace unos días me hicieron llegar este vídeo de la World :

Cuán grande fue mi sorpresa al ver que un trabajo que realizamos hace unos meses en el estudio de fotografía del eldense Vicente Esteban, había sido seleccionado en el apartado de ‘Ilustración’ para la candidatura española en la World Photographic Cup 2020.

¿Quieres conocer cómo surgió y desarrollamos la idea?

¡Continúa leyendo!

 

 

Conocer a grandes profesionales gracias a la colaboración.

Mi experiencia trabajando en sesiones de fotos profesionales se había limitado a la colaboración en editoriales con algunos fotógrafos de mi zona. Tras algunos de estos trabajos cooperativos me abrumó la duda existencial de si esto realmente me abriría puertas a posteriores trabajos en catálogos y desfiles de moda.

Hasta que conocí a uno de los grandes del estilismo en Alicante, mi querido Antonio Bordera, con el que, desde ese momento, hicimos equipo y nos hicimos inseparables.

 

Primero me conquistó su trabajo. Después me conquistó su personalidad. Finalmente me conquistó Carmen Pilar (su mujer) y su cocido del domingo.

 

Conocerle fue un antes y un después en mi carrera dentro de la fotografía profesional: era él quien me aportaba la seguridad y confianza en mí misma que me faltaba.

 

Hablamos a menudo, tenemos cientos, miles de ideas para fotografía que nos encantaría poder llevar a cabo. Y ésta era una de ellas.

 

 

Trabajar en equipo es sinónimo de éxito.

Para nosotros hacer piña ha sido un acierto. Nos entendemos bien y nos sentimos seguros trabajando mano a mano. Hay veces que con una simple mirada sabemos qué quiere el uno del otro.

 

Habíamos recopilado muchas imágenes que nos servían de inspiración para diseñar diferentes personajes. Teníamos varias ideas rondando que queríamos empezar a organizar.

Nos reunimos varias veces para concretar colores, telas y texturas. Antonio había seleccionado un vestido muy especial en palabra de honor bordado en dorado y plata sobre un fondo negro. Pondría una camisa vaporosa y un conjunto de lechuguillas en el cuello.
Era importante saber por dónde nos íbamos a mover cada uno para poder hacer la mejor composición de todos los elementos.

 

Decidimos qué tipo de decoraciones encajarían en el conjunto contando con las piezas del tocado, vestuario, avalorios y maquillaje.
Todo tenía que ser uno.

Esquematizamos también el paso a paso del trabajo, las piezas que llevaría y su órden de aplicación. Empezaríamos ocultando el pelo con un verdugo para, sobre él, trabajar las distintas telas y texturas que finalmente enlazaríamos con el tocado y el maquillaje.

Era una buena idea pero un gran reto.

 

 

Encontrar el resto de engranajes con los que completar el equipo.

Necesitabamos conseguir mínimo dos miembros más (fotografía y modelaje) para el equipo si queríamos llevar a cabo el proyecto.

Antonio (estilismo) conocía a Vicente (fotografía) de anteriores trabajos. Y Paula (modelo) llegó de la mano por recomendación de una compañera.

Un día, tomando café después de comer, Antonio me preguntó si conocía el trabajo de Vicente y me expuso algunas de sus obras. Me dejó boquiabierta. Sin duda Vicente y su equipo son grandes profesionales de la imagen y la composición.

Yo quería trabajar con él.

Le propusimos realizar una editorial con diferentes estilismos y cambios, cosa que nos gusta mucho hacer para aprovechar al máximo el día de trabajo, entre los que estaba este personaje. Vicente aceptó, pero quedaba convencer a Paula. Y fue fácil. Solo tuvimos que mostrarle el trabajo que habían hecho con anterioridad Vicente y Antonio. Aceptó rápidamente.

 

Y nos pusimos manos a la obra.

Nos desplazamos bien temprano hasta el estudio de Vicente en Elda (Alicante) para tener el máximo tiempo posible. Habría cambios de estilismo y maquillaje, por lo que todo debía estar muy bien preparado.

 

Empezamos a trabajar con Paula, para este personaje ya teníamos diseñado el protocolo de maquillaje y estilismo.

 

Lo primero fue limpiar su rostro e hidratar la piel, exfoliar los labios y aplicar un bálsamo. Mientras los productos se asentaban, recogimos el cabello en una coleta baja, con la parte delantera bien retirada del rostro.

 

De fondo, Vicente comenzaba a organizar con su equipo los elementos para la composición de las fotografías: los fondos, la silla donde estaría ubicada Paula, el resto de elementos decorativos…

El estudio debía estar preparado para cuando nosotros acabásemos nuestro trabajo.

Era momento de tapar las cejas cuidadosamente. Utilicé mastix líquido para adherir el pelo a la piel ayudándome de una espátula y carne artificial para ocultar la textura. Sellé con una gran cantidad de polvo translúcido, dejándolo unos minutos sobre la piel.

 

Antonio encajaba el verdugo en tul nude que sería la primera capa. Esta prenda daría la sensación a lo lejos de que Paula no tiene cabello. Iba adherido también a la frente y a todo el contorno de su rostro.

 

Proceso de maquillaje.

 

Habíamos preparado unos recortes de encajes bordados en color negro que pusimos sobre el verdugo encajados de una manera (más o menos) simétrica, que serían el enlace con el maquillaje y el tocado.

 

Después de adherir a la piel el borde de todos los encajes, comenzó el trabajo de maquillaje como tal.
Apliqué un corrector sobre las cejas y una base de maquillaje en stick muy cubriente para dar la sensacion de piel de porcelana y poder cubrir por completo el rostro.

 

El objetivo era desdibujar ligeramente algunos elementos como las cejas o los labios para darle mayor importancia a los ojos y la mirada.

 

Detalle de maquillaje.

 

Buscábamos un resultado impactante, original y bello a la vez.

Trabajé todo el rostro con los correctores claro-oscuro en polvo, pómulos, ojos, nariz… delinié la linea inferior de las pestañas con un perfilador y sombra roja y apliqué unas pestañas postizas tamaño XXL.
Seguidamente dibujé algunas líneas simulando el encaje sobre el rostro, abarcando parte de los ojos, de la frente y los pómulos.
Los labios los dejé casi sin definir, aplicando simplemente un poco más de bálsamo.
Rocié el resultado con un poco de spray fijador con acabado mate.

 

 

Colocando correctamente el elemento decorativo.

Era el momento de pasar al estudio donde Vicente dispararía las fotos. A Paula le esperaba un pequeño taburete muy bien decorado donde estaría sentada durante la primera parte del shooting. El primer esquema de iluminación estaba listo.

 

Tras calentar disparando las primeras fotos, trabajamos las composiciones con los diferentes elementos que teníamos preparados, las poses y expresiones que debía adoptar la modelo.
Ésta, a pesar de que no lo parece, es una de las partes más complicadas y que más trabajo y dedicación lleva.

Modelo y fotógrafo debían estar muy concentrados y compenetrados para conseguir en cada foto la expresión, el águlo, la posición de las manos, incluso de los dedos, más correcta.

 

 

Hubo una gran conexion entre todos los miembros del equipo, por lo que conseguimos dar con el acabado que los 4 andábamos buscando para este trabajo.

Fotografía tomada durante el shooting con un móvil.

 

El resultado.

Ninguno en el equipo, excepto Vicente, había visto las instantáneas. Ya sabía que hasta pasados unos meses no tendría nuevas noticias de este trabajo.
Por eso, cuando vi el vídeo no me esperaba esa fotografía, me saltaron las lágrimas al ver de golpe mi trabajo y entender para qué había sido seleccionado.

 

La labor de producción y post producción de Vicente y su equipo es sin duda magistral.
Le hizo ganar muchísimo a la imagen y ensalza todas las texturas y acabados que Antonio y yo habíamos trabajado.


 

Por si fuera poco, Vicente nos contó que todo esto había llegado a partir de una fotografía (un primer plano) de este ilustrativo personaje. Otra obra había sido galardonada en el XXIII certamen de calificaciones de FEPFI (Federación Española Profesional de Fotografía e Imagen) celebrado en Segovia este 2019.

 

Sin duda dos reconocimientos muy especiales que nos invitan a que sigamos apostando por la fotografía, el maquillaje, el estilismo… en definitiva en el arte en una complicada época para él.

Si te gusta el contenido... ¡No lo dudes y difunde!¡ 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *